Blog

Noticias, novedades sobre terapias naturales y alternativas

¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

¿Estado presente, lo conoces realmente?

Loto
¿Cuántas veces has oído hablar que es importante ser consciente de tu estado presente?, ¿de lo importante que es vivir el aquí y el ahora…. o sólo existe el estado presente?….. ¡Yo mil veces!!,

Índice de contenidos

¿Qué representa para ti el estado presente?

La verdad es que suena muy bonito, hablar del estado presente, pero ¿cómo se consigue activar nuestro estado presente?, eso me lo he preguntado cientos de veces y lo he intentado con disciplinas varias.

Nuestra sociedad occidental está dirigida hacia unos objetivos finales, que para serte sincera, muchas veces no llegamos a ellos y si lo hacemos no solemos disfrutarlos porque ya tenemos otros objetivos para alcanzar, y así nos pasamos la vida, objetivo tras objetivo, rumiando y maquinando cómo llegar a ellos sin DISFRUTAR DEL CAMINO, parecemos hamsters en la rueda corriendo y corriendo sin llegar a ningún sitio, agotándonos mentalmente, emocionalmente, psicológicamente y también físicamente.

No disfrutamos del “camino” porque no estamos en estado presente, ¡otra vez con la misma palabrita!.

¿Cómo crees que nos han educado?

Nos han educado en la cultura del consumo, y sobre todo ahora, en el consumo rápido casi fugaz, del usar y tirar o peor aún del usar y acumular, acumular trastos, relaciones, emociones, prejuicios, agobios …. hasta llegar a enfermar.

Según el feng shui para que entre lo nuevo debes deshacerte de lo viejo

Jardín Zen, una de las practicas de estado presente
Jardín Zen

Cuanto más acumulamos, más vacío tenemos y más peso sostenemos para mantener todo lo acumulado, pero seguimos ahí, corriendo en la rueda buscando ese objetivo, ser más que los demás, tener un coche mejor que el de mi vecino.

Que levante la mano quien no se ha sentido alguna vez así.

Esta actitud nos va alejando cada vez más de nosotros mismos y como no, de nuestro estado presente porque vivimos proyectando hacia fuera objetivos, algunos de ellos inalcanzables, para sentirnos valorados por la sociedad, en vez de pararnos, escucharnos y preguntarnos qué queremos realmente.

Creces con unos valores, una cultura y creencias determinadas pero cuando “sales del nido y echas a volar” te das cuenta de que existen otras formas de vivir la vida, otras creencias y culturas. Así fue como me “enteré” de que había culturas que valoraban el silencio, el auto conocimiento y el desarrollo del estado presente. Conocerse y conectar contigo mismo eran conceptos que me sonaban a “chino” pero algo me decía que tenía sentido.

¿Y cuándo empezaste a buscar tu estado presente?

Uno de mis primeros intentos fue hace unos 30 años, estaba interesada en eso de la meditación y la paz interior, así que me presenté en una clase de meditación Zen, el centro estaba en Barcelona, por aquel entonces casi no se sabía lo que era eso del zen, o por lo menos yo no lo sabía, pero sonaba oriental y como ellos saben de eso…del estado presente, pues allá que fui.

Lo primero que me encontré fue una gran sala con parquet en el suelo, cuatro o cinco cojines esparcidos por él (ahora sé que se llaman zafú) y paredes blancas, nada más. Todo estaba en silencio, ni siquiera había música.

Silhouette Of Beautiful Woman Practicing Yoga On Surfboard At Sunrise
La quietud en el movimiento

En esa sala había una persona oriental, eso debía ser bueno pensé, este sabe de qué va todo esto, me señaló un zafú, así que me senté en él y me dijo textualmente “ahora mira a la pared blanca y no pienses en nada más”… qué te parece, ¡que no pensara en nada más, como si eso fuera tan fácil!.

Pasaban los minutos y cada vez me sentía más nerviosa y en tensión, ¡basta que no quieras pensar en nada para que vengan miles de imágenes, ideas y pensamientos!, pero yo seguía ahí mirando la pared blanca, sintiendo como mi mente se llenaba de cientos de pensamientos y de tanto forzar la mente para que no vinieran, empecé a tener dolor de cabeza en el centro de la frente, además mi espalda se iba curvando poco a poco. Me sentía incómoda y en tensión, esta se manifestaba en la curvatura de mi espalda hasta que de repente vino el “chino” y me arreó en la espalda con una vara de bambú, ¡encima apaleada!, pensé.

Deseé que pasara la hora, aquello era insufrible, estaba visto que ese no era mi camino para llegar al estado presente, después de la hora y de pagar la “meditación” me fui por patas y decidí no volver a probar este método nunca más. No estaba hecha para ese tipo de prácticas.

¿Y dejaste de buscar el estado presente?

Decidí cambiar de aires y probar con el Yoga, mis primeros pinitos los hice con kundalini yoga y aunque fue una gran experiencia, tampoco llegué a conectar con ese estado presente que dicen que es tan bueno.

Hace bastantes años me hablaron de Mindfulness, aún no estaba de moda por Barcelona, pero allí estaba yo, disfrutando de esta técnica que va fenomenal, pero que después de las 8 semanas de prácticas dirigidas donde te encuentras genial y “consciente” si no sigues practicando por falta de voluntad y constancia quedan en anecdóticas.

Chica Dedica Meditacion Sobre Naturaleza 114354 17
Busca tus momentos para sentirte

Seguí con el Tai chi y acabé siendo profe, pero tampoco era lo mío. Un día conocí el Chi Kung y por “arte de magia” me ayudó a conectar conmigo misma. Sentí que era una meditación en movimiento, que me conectaba realmente con mi estado presente. Desde entonces forma parte de mi vida.

Llevo más de 25 años practicando Chi kung y sigo aprendiendo, combinando y conociendo otros tipos de Chi kung y otras técnicas para seguir practicando el estado presente.

¿Así la manera de conseguir el estado presente es mediante el Chi Kung?

Después de estas experiencias comprobé que hay miles de disciplinas, técnicas y filosofías y que cada una te aporta algo, lo importante es encontrar la que sea más afín a ti.

Con el paso de los años vas creciendo, madurando y cambiando de técnicas, según tu proceso, incluso combinas varias de ellas a la vez, no son incompatibles para nada, eso es lo que más me gusta.

Por suerte están apareciendo nuevas técnicas, herramientas, talleres que nos facilitan conectar con el estado presente y disfrutar de este maravilloso camino del amor incondicional hacia uno mismo y hacia los demás.

Aprendes a valorar los pequeños detalles de la vida, a no juzgar, a no querer controlar, a sentir el ritmo de la vida y dejarte llevar como la hoja que se mece con el viento.

Estamos viviendo una época convulsa donde ahora más que nunca necesitamos conectar con nosotros mismos, escucharnos, amarnos y respetarnos para no perder el “norte”, para conectar con el estado presente.

Joven Excitada Abriendo Brazos Paisaje 1262 20906
Disfruta del aquí y ahora
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Busca alguna cosa

Sobre el autor

Isabel Guerrero

https://esferamataro.com

Sobre Esfera Mataró

Esfera Mataró es un centro de formación en terapias naturales: Acupuntura, Qi Gong MTC, Reflexoterapia, Flores de Bach, Flores Findhorn, Aromaterapia, dietética, Reiki Uksui, entre muchos otros.

Artículos recientes

¡Subscríbete a nuestro boletín!

Subscríbete a nuestro boletín para recibir información sobre eventos, noticias, articulos o novedades sobre nuestros cursos de formación para terapeutas de las terapias naturales y alternativas.

id, quis pulvinar eget nunc felis Ir arriba