Qué es y cómo combatir el estrés #1

Inicio - blog - Qué es y cómo combatir el estrés #1
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

El estrés, si hay una palabra que se ha hecho muy común, por desgracia social, demasiado a mi entender, es esta del estrés.

Vayamos por pasos ¿ qué es el estrés?

El estrés es una respuesta física y emocional del cuerpo a situaciones que requieren una adaptación o respuesta. Puede ser causado por una amplia variedad de factores y se manifiesta de diversas formas.

¿Cuáles son los tipos más comunes de estrés?

El estrés Agudo: Es una forma de estrés a corto plazo que surge de una situación específica. Por ejemplo, enfrentar una fecha límite en el trabajo o dar un discurso público.

El estrés Crónico: Es un tipo de estrés que persiste durante un período prolongado y puede estar relacionado con situaciones más persistentes o difíciles de resolver, como problemas familiares, financieros o laborales continuos.

El estrés Físico: Surge como resultado de factores físicos, como una enfermedad, lesión o cansancio extremo. Este tipo de estrés puede tener un impacto significativo en la salud física y mental.

El estrés Emocional: Este tipo de estrés está relacionado con las emociones y puede surgir de eventos como la pérdida de un ser querido, una ruptura en una relación o situaciones de conflicto interpersonal.

El estrés Ambiental: Proviene del entorno físico y puede estar relacionado con condiciones como el ruido, la contaminación, la sobrepoblación y otros factores ambientales que pueden generar ansiedad o malestar.

El estrés Laboral: Es el resultado de demandas y presiones asociadas con el trabajo. Puede ser causado por plazos ajustados, un ambiente de trabajo negativo o una carga de trabajo excesiva.

el estrés
Qué es y cómo combatir el estrés #1 5

El estrés Financiero: Se refiere a la presión que surge de problemas económicos, como deudas, dificultades para llegar a fin de mes o inseguridad laboral.

El estrés Post-Traumático (TEPT): Ocurre como respuesta a un evento traumático, como un accidente grave, un desastre natural o experiencias de guerra. Puede persistir mucho tiempo después del evento.

El estrés Social: Resulta de la presión y las expectativas sociales, como la necesidad de encajar en un grupo, mantener relaciones sociales o cumplir con ciertas normas culturales.

El estrés por Expectativas Personales: Se origina cuando una persona se impone a sí misma altas expectativas o está constantemente buscando la perfección en sus actividades o logros.

¿El estrés es negativo?

Es importante tener en cuenta que el estrés en sí mismo no siempre es negativo. En pequeñas dosis, el estrés puede proporcionar motivación y energía para enfrentar desafíos. Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico o abrumador, puede tener un impacto negativo en la salud física y mental. Es importante reconocer y manejar el estrés de manera saludable. Si experimentas el estrés persistente o abrumador, es aconsejable buscar apoyo de profesionales de la salud o consejeros.

¿El estrés tiene efectos secundarios?

Pues sí, el estrés puede tener una amplia gama de efectos secundarios en el cuerpo y la mente. Estos efectos pueden variar en gravedad según la duración y la intensidad en el estrés. Algunos de los efectos secundarios comunes por el estrés incluyen:

el estrés no es muy recomendable
Qué es y cómo combatir el estrés #1 6

Problemas de Salud Mental:

Ansiedad y Ataques de Pánico: El estrés crónico puede desencadenar ansiedad y ataques de pánico.

Depresión: El estrés prolongado puede aumentar el riesgo de desarrollar depresión.

Irritabilidad y Cambios de Humor: Las personas estresadas pueden experimentar cambios de humor, irritabilidad o agresividad.

Problemas Físicos:

Dolores Musculares y Tensión: El estrés puede causar tensión en los músculos, lo que puede dar lugar a dolores y molestias.

Problemas Digestivos: El estrés crónico puede llevar a problemas como acidez estomacal, indigestión, náuseas y diarrea.

Dolor de Cabeza: Las cefaleas tensionales son comunes en personas estresadas en el estrés.

Problemas de Sueño: Puede llevar a insomnio o a un sueño de mala calidad.

Sistema Inmunológico Debilitado: El estrés prolongado puede debilitar el sistema inmunológico, lo que hace que una persona sea más propensa a enfermarse.

Aumento de la Presión Arterial: El estrés crónico puede contribuir a la hipertensión.

Problemas Cardíacos: Se ha demostrado que el estrés prolongado puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Problemas de Conducta y Estilo de Vida:

Alimentación no Saludable o Compulsiva: Algunas personas recurren a la comida como una forma de hacer frente al estrés.

Consumo de Sustancias: Algunas personas pueden recurrir al alcohol, drogas u otras sustancias para lidiar con el estrés.

Aislamiento Social: El estrés puede llevar a la retirada social y al aislamiento de amigos y familiares.

Problemas de Rendimiento en el Trabajo o en la Escuela: El estrés puede dificultar la concentración y el desempeño.

Problemas de Relaciones Interpersonales:

Conflictos en las Relaciones: El estrés puede contribuir a conflictos en las relaciones personales y laborales.

Dificultades de Comunicación: El estrés, puede hacer que sea difícil expresar emociones de manera efectiva.

estres fisico
Qué es y cómo combatir el estrés #1 7

¿ Y a nivel físico que puede generar?

El estrés puede tener una serie de efectos físicos en el cuerpo. Aquí hay una lista de algunos de los efectos físicos comunes asociados con el estrés:

Tensión Muscular: El estrés crónico puede llevar a la tensión muscular y a la sensación de rigidez en áreas como el cuello, hombros y espalda.

Dolores de Cabeza: Las cefaleas tensionales son un tipo común de dolor de cabeza asociado con el estrés. Pueden ser constantes o recurrentes.

Problemas Digestivos: El estrés puede afectar el sistema digestivo, causando síntomas como acidez estomacal, indigestión, náuseas, vómitos y diarrea.

Problemas Cardiovasculares: El estrés puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. A largo plazo, esto puede contribuir a problemas cardíacos.

Problemas Respiratorios: En situaciones durante algún proceso en el estrés, algunas personas pueden experimentar respiración rápida y superficial, lo que puede provocar sensaciones de falta de aire o hiperventilación.

Trastornos del Sueño: El estrés puede interferir con la capacidad de conciliar el sueño o mantenerlo, lo que puede llevar a insomnio o a un sueño de mala calidad.

Cambios en el Apetito: Algunas personas pueden experimentar cambios en los hábitos alimenticios como resultado desde el estrés, lo que puede llevar a comer en exceso o a perder el apetito.

Sistema Inmunológico Debilitado: El estrés prolongado puede afectar el sistema inmunológico, haciéndolo menos eficiente para combatir infecciones y enfermedades.

Problemas de Piel: El estrés puede contribuir a afecciones de la piel como el acné, la psoriasis y el eccema, o empeorarlos en personas que ya las padecen.

Dolores Crónicos: El estrés puede agravar o exacerbar condiciones de dolor crónico, como la artritis y la fibromialgia.

Supresión del Sistema Reproductivo: El estrés intenso y prolongado puede afectar el ciclo menstrual en las mujeres y la función reproductiva en general en hombres y mujeres.

Problemas Dentales: El estrés puede llevar a bruxismo (rechinar de dientes) y otros problemas dentales relacionados con la tensión muscular en la mandíbula.

Trastornos Gastrointestinales: El estrés puede estar asociado con trastornos gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad inflamatoria del intestino (EII).

¿Qué puedo hacer para solucionar el estrés?

Lo primero, antes de encarar el estrés, es ponerte en manos de profesionales que te puedan acompañar desde el conocimiento por un cambio importante de hábitos.

De lo más recomendable para afrontar el estrés, están:

Prácticas de Relajación:

Respiración Profunda y Controlada: Practica la respiración profunda para calmarte. Inhala lentamente por la nariz, mantén la respiración por unos segundos y luego exhala lentamente por la boca.

Meditación: Estas prácticas pueden ayudar a calmar la mente y reducir la ansiedad. Puedes encontrar aplicaciones y recursos en línea para guiar tus sesiones. funciona muy bien para contrarrestar el estrés.

Ejercicio Físico:

Mantener una rutina de ejercicio regular puede liberar endorfinas, que son neurotransmisores que promueven el bienestar y reducen el estrés.

Alimentación Saludable:

Consumir una dieta equilibrada y nutritiva puede tener un impacto positivo en tu estado de ánimo y energía.

Gestión del Tiempo:

Organiza tu día y establece prioridades. Aprende a decir «no» cuando sea necesario y evita la sobrecarga de actividades. Verás como el estrés empieza a reducirse.

Sueño de Calidad:

Establece una rutina de sueño regular y crea un ambiente propicio para el descanso. Evita la cafeína y las pantallas electrónicas antes de acostarte.

Establece Límites:

Aprende a establecer límites y a decir «no» cuando sientes que estás sobrecargado de responsabilidades.

Actividades Recreativas:

Dedica tiempo a actividades que disfrutes, como leer, pintar, escuchar música o cualquier cosa que te relaje. Todo esto te alejará de caminar con el estrés al lado.

Practica el Auto-Cuidado:

Realiza actividades que te hagan sentir bien contigo mismo, como tomar un baño relajante, hacer yoga o practicar la gratitud.

Establece Metas Realistas:

No te impongas expectativas poco realistas. Aprende a celebrar tus logros, incluso los pequeños.

Terapia o Consejería:

Hablar con un terapeuta o consejero puede proporcionar herramientas y apoyo para manejar el estrés.

Desarrolla Habilidades de Afrontamiento:

Aprende a manejar los desafíos de manera efectiva, ya sea a través de la resolución de problemas, la reestructuración cognitiva u otras técnicas. Cada paso es importante para la gestionar el estrés.

Prácticas Espirituales:

Para algunas personas, la espiritualidad o la religión pueden proporcionar un sentido de propósito y apoyo en tiempos de estrés.

Recuerda que en el estrés, lo importante es encontrar las estrategias que funcionen mejor para ti, ya que lo que puede ser efectivo para una persona puede no serlo para otra. Experimenta con diferentes técnicas y encuentra lo que te ayuda a sentirte más calmado y en control. Si el estrés persiste o se vuelve abrumador, busca apoyo de profesionales de la salud o consejeros.

10162
Qué es y cómo combatir el estrés #1 8

¿Crees que puedo solucionar el estrés yo sola?

Me gustaría creerlo, pero la práctica y la experiencia sobre el estrés, me dicen que no en un porcentaje muy alto de las personas. Por eso en Esfera tenemos un elenco de los mejores profesionales del sector.

No es que esten formados, sino que estan formadisimos, y siguen formandose. Primero detectamos el nivel de estrés, después planificamos una acción directa mediante acupuntura, reflexología podal o chi kung. A partir de ahí y un tiempo después entramos en diferentes fases, desde la de choque inicial, hasta la de mantenimiento y prevención final, dónde aprendemos a vivir desde el binestar y en unas fases en las que el cerebro cambia sus registros e incluso las ondas cerebrales habituales.

Infórmate en esfera, mandando un mail explicativo a david@esferamataró.com o un WhatsApp al 644 00 87 89 para pedir una cita o contactar con uno de los profesionales para que te puedan atender debidamente en una hora concertada.

El estrés de hoy es la enfermedad grave del mañana, no lo dejes pasar.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Busca alguna cosa

Sobre Esfera Mataró

Esfera Mataró es un centro de formación en terapias naturales: Acupuntura, Qi Gong MTC, Reflexoterapia, Flores de Bach, Flores Findhorn, Aromaterapia, dietética, Reiki Uksui, entre muchos otros.

Artículos recientes

¡Subscríbete a nuestro boletín!

Subscríbete a nuestro boletín para recibir información sobre eventos, noticias, articulos o novedades sobre nuestros cursos de formación para terapeutas de las terapias naturales y alternativas.