Lo que no sabes de la Acupuntura y la Medicina tradicional China

Inicio - blog - Lo que no sabes de la Acupuntura y la Medicina tradicional China
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Desde que descubrí la acupuntura hasta hoy no deja de maravillarme a la misma vez que avergonzarme.

¿Por qué me maravilla la acupuntura?

La acupuntura es y tiene otra manera tan diferente de abordar los procesos de enfermedad de las personas, y encima disfruta de unos resultados tan elevados, que no nos queda más remedio que sacarnos el sombrero, mirar, oír y callar ante esta rama de la medicina tradicional china.

Los números están ahí y por muchas interpretaciones que queramos hacer, siguen estando ahí. Las personas que se tratan con la acupuntura obtienen mayores y mejores resultados que en sus tratamientos alopáticos.

A nivel internacional la acupuntura y la medicina tradicional china están reconocidas como medicinas tradicionales y su práctica está mucho más extendida de lo que podamos imaginar.

Tengamos clarísima una cosa; no vamos a entender nada de entrada, pues su concepto de salud y enfermedad es muy amplio y filosófico y hay que empezar por entender los fundamentos antes de llegar a poder hacer interpretaciones.

A mí me fascinó la primera vez que vi una persona con dolencias en un órgano y la propuesta del acupuntor fue tratar otro órgano. Inverosímil no, lo siguiente. Pero el tiempo le dio la razón a la propuesta y esa persona mejoró y se recuperó. ¿Cómo no me iba a sorprender eso?, no soy una eminencia en anatomía, pero algún conocimiento más que la media puedo decir que tengo.

Eso rompió toda creencia de lo poco que podía saber sobre el funcionamiento del cuerpo humano y empecé a investigar y preguntar qué era eso de la acupuntura y por qué funciona tanto y tan bien.

Lo primero que me dejó fuera de juego fue el concepto de cómo se gestionaba en sus orígenes el tratamiento médico en la medicina tradicional china. Los profesionales cobraban por los pacientes sanos y no por los que estaban enfermos ¿no te parece impresionante y lógico?

Imaginar un sistema sanitario donde el responsable de cuidar de los demás tiene un beneficio cuando la salud predomina en su entorno es simplemente maravilloso y nadie puede decir lo contrario.

acupuntura y miedo
En centros acreditados como el de esferamataro.com se ponen agujas desde las primeras clases.

¿Por qué me avergüenza al mismo tiempo la acupuntura?

Porque no logro entender por qué no tenemos ese modelo ya establecido en nuestro sistema sanitario.

No hay nada mejor para todos y para el sistema que una población sana con menos gastos que sufragar por la seguridad social y más tiempo libre para los profesionales sanitarios. Es que todo lo que veo son ventajas, y no entiendo por qué esto no ocurre así en nuestro país, ¿tú lo puedes llegar a entender?, no ¿verdad?

Pues así estamos.

Solo imaginar que pudiéramos tener ese modelo aquí, me emociona por todas las responsabilidades y valores que eso implicaría. Se acabaría la ida de que la salud es un negocio donde interesa que haya enfermos crónicos para seguir atiborrándolos de medicamentos que no curan.

Parte de la sociedad dejarían de desconfiar cuando se les propone pasar por quirófano, porque se sabe que una intervención quirúrgica cuesta mucho dinero y quizás no siempre es imprescindible.

Al recomendarnos tratamientos experimentales muchos dejarían de pensar que se debe a una venta masiva ultra millonaria y sabrían que es para erradicar y solucionar “definitivamente” lo que fuera y no un tratamiento largamente económico de interés para su vendedor como ocurre actualmente en muchas mentes.

Es importante que la población confíe en el sistema sanitario, se sienta escuchado y bien atendido. ¿Quiere eso decir que estoy en contra de la medicina alopática?, para nada. Lo que no es ético ni coherente es nuestro sistema sanitario, porque no favorece la salud.

Sería maravilloso poder saber que, si no estamos sanos, toda la cadena del sistema sanitario tendría una repercusión negativa y no como ocurre ahora que parece que si no estamos sanos se genera una repercusión positiva y estar sanos perjudica el mantenimiento de este sistema.

Cabe decir que no toda la responsabilidad cae en el sistema, ya que nosotros mismos nos ponemos en sus manos y pensamos que «nos tienen que curar» sin que nosotros tengamos que «hacer nada», solo tomar la «pastillita» y ya está. Déjame decirte que no hay mejor médico que uno mismo y cuando te paras, te escuchas y te sientes sabes «por donde van los tiros» y tú y solo tú eres el responsable de tu situación y de tu recuperación.

Implícate en tu sanación

Cuando uno quiere sanar se responsabiliza y se esfuerza en su recuperación, y esta visión es la que tiene la medicina tradicional china.

espacio para hacerse acupuntura
Si te dicen de subir allí arriba para preguntar por un dolor de cabeza, ¿subirías?

En la antigua China los hospitales o centros de sanación se construían en lugares de difícil acceso.

¿Y por qué?, pues para una mayor eficacia, buscaban esas localizaciones para que los que realmente estuvieran mal fueran los que osaran ir y pasar la penuria del camino.

De esta manera solo iban los más desesperados, los que realmente tenían algo grave que no se pudiera solucionar en casa y que precisara de la intervención de un experto, y lo más importante, el esfuerzo que suponía llegar a estos centros ya era parte del tratamiento de recuperación, ya que la persona demostraba de una forma activa su implicación y responsabilidad en la recuperación de su salud.

pasar por este camino para hacer acupuntura parece un temeridad
Acceso al templo de sanción de la foto anterior.

Para nosotros quizás suene un poco cruel o impactante porque nos han educado a comprar medicamentos como si estuviéramos en un supermercado escogiendo chucherías y no solemos ser conscientes ni de los efectos secundarios de lo que tomamos ni de las repercusiones que esto ocasiona a nuestros sistemas.

En vez de vivir un resfriado, nos tomamos algo que hace que no nos enteremos y poder seguir trabajando mientras nuestro cuerpo se debilita cada vez más y los patógenos exógenos se hacen cada vez más fuertes.

Nos tomamos “cosas” para calmar el dolor y provocamos que cada vez lo toleremos menos y al mismo tiempo que nuestro sistema endocrino deje de segregar las hormonas naturales para placar ese dolor. Nos volvemos cada vez más débiles y nuestro sistema cada vez más inoperante ya que lo que debería hacer por sí mismo, lo hacen las pastillas.

Una ley del mínimo esfuerzo que, a la larga, si alguien busca los datos y los encuentra podrían ser sorprendentes, tan sorprendentes como los resultados de la acupuntura, tanto por sí misma como para potenciar las otras medicinas.

Yo lo comparo con cualquier utensilio, herramienta, vehículo etc., si lo cuidas dura más y mejor, si no lo cambias pronto porque no dura, la diferencia es que de momento el cuerpo humano y la vida no los podemos cambiar pues solo tenemos esta.

En definitiva, desde que descubrí primero el Qi gong MTC en Esfera y después los fundamentos de la acupuntura (gracias al Qi gong MTC), todos los conceptos que tenía sobre la salud y la manera de abordarla han cambiado, ya que gracias a la MTC he descubierto un mundo nuevo y una forma de pensar y sentir los procesos de enfermedad y sanación casi directamente opuestos a lo que creía saber y conocer.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Busca alguna cosa

Sobre Esfera Mataró

Esfera Mataró es un centro de formación en terapias naturales: Acupuntura, Qi Gong MTC, Reflexoterapia, Flores de Bach, Flores Findhorn, Aromaterapia, dietética, Reiki Uksui, entre muchos otros.

Artículos recientes

¡Subscríbete a nuestro boletín!

Subscríbete a nuestro boletín para recibir información sobre eventos, noticias, articulos o novedades sobre nuestros cursos de formación para terapeutas de las terapias naturales y alternativas.